Parar para vivir mejor: Guía definitiva para liberarte de la ansiedad y del ruido mental

Las claves para conseguir lo que casi nos parece un imposible a priori, nos las explica de forma muy didáctica Javier García Campayo con métodos de mindfulness —ejercicios prácticos—, ejemplos reales de pacientes y de amigos e incluso con parábolas.
9 de octubre de 2023

Antes de nada, les voy a hacer una pequeña confidencia. Cuando tuve entre mis manos el título del que hoy les voy a hablar, le comenté muy ufana a una amiga: “Creo que este libro a mí no me hace falta pero, como siempre se aprende algo nuevo, vamos a darle una oportunidad”. Y, como si de un castigo divino se tratara, —aunque, más bien, en este caso, hablaríamos de una bendición—, a día de hoy y tras su lectura voraz, confieso que he dejado mi ejemplar cuajado de subrayados y papelitos adhesivos de colores. 

He descubierto un tesoro porque «PARAR PARA VIVIR MEJOR. Guía definitiva para liberarte de la ansiedad y del ruido mental» del prestigioso psiquiatra Javier García Campayo (HarperCollins) es una llave maestra con la que superar con éxito multitud de adversidades que nos depara la vida. Evidentemente, no las vamos a poder evitar, ni tampoco dejarán de dolernos en el momento en que nos ocurren, pero, gracias a él, descubriremos que sí está en nuestra mano esquivar el sufrimiento crónico que tanto daño hace a nuestro corazón, a nuestra mente y a nuestra salud global.

En clave Mindfulness

Las claves para conseguir lo que casi nos parece un imposible a priori, nos las explica de forma muy didáctica el autor con métodos de mindfulness —ejercicios prácticos—, con numerosos ejemplos reales de pacientes y de amigos e incluso con parábolas llenas de sabiduría que son aplicables a cualquier civilización y momento histórico. ¡Los problemas del ser humano no han cambiado tanto!

Vivimos en una sociedad que nos obliga a vivir deprisa, a estar en mil sitios, a trabajar a destajo para ganar mucho dinero y poder comprar y acumular multitud de objetos; y esta esclavitud nos la venden como el summum de la felicidad, aunque el consumo de ansiolíticos vaya en aumento. Lo cierto es que, a medida que vamos consiguiendo objetivos, se va desvaneciendo la “enorme alegría” que nos producían y necesitamos nuevos estímulos otra vez: una rueda que gira sin fin en la búsqueda de placeres temporales. El proceso para conseguirlos da lugar, primero, al estrés, luego a la ansiedad y, por último, a la enfermedad; «casi la mitad de las consultas que se atienden en especialidades son somatizaciones derivadas de estrés agudo». ¡Imagínense el desahogo de la sanidad si todos pisáramos un poco el freno en nuestro día a día!

Este modus vivendi no es el deseado por todos aunque sea el más aceptado. Hay quien prefiere dedicar su vida a conseguir otro tipo de hazañas basadas en valores diferentes, que nos proporcionan una satisfacción más estable en el tiempo, más duradera, y gozan de más caminos para su realización. Y es que, “la opinión de la mayoría no siempre es la más adecuada ni la más sana” nos recuerda el autor. 

En nuestro recorrido vital, nos vamos a encontrar con multitud de dificultades, a veces, incluso, con verdaderas desgracias que desbaratarán nuestros planes; pero es que vivir sin problemas, ¡eso que todos deseamos!, es una falacia, ¡un imposible!, un mito que nos puede provocar mucha frustración porque nunca vamos a poder conseguirlo, recalca Campayo. Sin embargo, si aceptamos la vida como viene, con sus altos y sus bajos, —porque en eso consiste precisamente—, y sin perder la conciencia de que cada día es un milagro, podremos llegar a tener una existencia plena y rica, y estar más preparados para afrontar con más ánimo todo lo que pueda venir: lo bueno y lo malo, lo que hemos soñado conseguir y aquello que calificamos como negativo porque no lo hemos deseado nunca y escapa a nuestro control. 

¿Cómo podremos alcanzar esta suerte de red de seguridad que nos recogerá en las múltiples caídas? El primer paso es hacerse con un ejemplar de esta guía para vivir sanos y bien, con coherencia y valores, cuidando de nuestra salud mental y, por tanto, también de la física; una lectura imprescindible que va a mejorar nuestra existencia desde el primer día e, incluso, me aventuro a decir que… ¡puede que llegue a cambiarla radicalmente!

¿Se atreven a dar el primer paso?

¡Feliz y saludable semana! 

Deja un comentario

Don't Miss

%d