Leticia Blanco Atelier: la firma marinense que casa a las novias de medio mundo con inspiración sostenible

Se aproximan el Día de los Enamorados, los "sí, quiero", la temporada de bodas y el Atelier Leticia Blanco, ubicado en Marín, totalmente artesanal y con una directora creativa al frente llena de imaginación, fantasía y buenos tejidos nos descubre un mundo de sueños e ilusiones. Una forma sostenible de casarse que contamos en la sección Eco-Tips by Silvia.
11 de febrero de 2024
taller leticia blanco atelier

La proximidad de la temporada de bodas 2024 ofrece un escenario singular y atractivo para conocer la singular visión del Atelier Leticia Blanco, ubicado en Marín, totalmente artesanal y con una directora creativa al frente llena de imaginación, fantasía y buenos tejidos. Tras haber trabajado como diseñadora en grandes emporios como El Corte Inglés e Inditex, Leticia Blanco asumió el reto de establecerse por su cuenta. Primero, pasándose a la pequeña empresa con una marca totalmente divertida, Antonietas Wedding y Hispterkids y, más tarde, con su propio taller.

Hace un tiempo que ya dirige la firma que lleva su nombre, Leticia Blanco Atelier, desde nuestro querido Marín, tras pasar más de una década fuera de casa. «Tenía que plantearme mi vida desde cero ya que, dedicada siempre al diseño de ropa masculina, si quería desarrollar mi trabajo en Pontevedra, tenía que dar un giro a mi vida profesional de ciento ochenta grados», asegura Blanco.

Leticia Blanco en su Atelier, fotografía cedida por cortesía de la firma.

Sin abandonar la filosofía de confeccionar indumentaria nupcial exclusiva y diferente, como ella misma nos cuenta, Leticia Blanco se aventuró a caminar en el difícil mundo del emprendimiento en solitario. Su fin: aportar creatividad respetando siempre los gustos de sus clientes.

«Quien, realmente, hace único su vestido es quien lo lleva. Yo solo intento crear una pieza única para cada novia, a partir de sus propias ideas. Una vez que me las transmiten, me pongo manos a la obra, a crear ese diseño absolutamente exclusivo», ésa consiste su fuerza de creación, de inspiración.

Fotografía cedida por cortesía de Leticia Blanco Atelier.
Fotografía cedida por @lorena.olivier.fotografia.

Leticia Blanco Ateliter ha conseguido hacerse un hueco en el sector nupcial tan competitivo y en el que tantas firmas y talleres luchan por enamorar a las novias año tras año. Le preguntamos cómo ha sido ese camino pedregoso de iniciar una empresa artesana y ella misma reconoce que no hay que dejar de pelear nunca para darse a conocer: «Da igual lo duro que trabajes. Como dices, el mundo de la moda es muy competitivo, a veces solo necesitas que alguien te descubra para conseguir un buen posicionamiento».

Fotografía cedida por @lorena.olivier.fotografia.

hablamos de su clientela, el tipo de público que confía en su buen hacer y creatividad y, como ya intuíamos, el universo resulta muy diverso y heterogéneo: «hay de todo. Las novias que vienen muy seguras de lo que quieren y que buscan exclusividad y algo diferente con tejidos buenos y de calidad; y después, también, las que, después de dar vueltas, no encuentran nada de su gusto en las marcas más convencionales».

Cuando se trata de un vestido de novia y, además, único –ninguna novia va a ir vestida igual–, no hay más remedio que tirar la casa por la ventana, o, al menos, eso pensamos.

Leticia Blanco sostiene que depende mucho del diseño, la complicación de la pieza y los tejidos seleccionados. «No es lo mismo un crepe que un tejido bordado, una gasa de seda, si va bordado a mano…o incluso, si lo que se quiere, es adaptar el vestido que llevó la madre de la novia en su día. ¡Hay posibilidades infinitas! Lo mejor es que me llamen y yo les informo según su idea y sin ningún compromiso», advierte.

Cuando hablamos de bodas, siempre tenemos en la cabeza la necesidad de prepararlo todo con una antelación de un año. Y sí, eso sería lo ideal pero Leticia pide un mínimo de seis meses, aunque, asegura divertida, que ha hechos trajes disponiendo tan solo de cuatro, «es un poco locura ya que se fuerza a las modistas a correr en un trabajo que debe hacerse a fuego lento y con mucho cuidado y cariño».

Fotografía cedida por @lahojaperenne (fotografía) y @dous_caminos (eventos).

Al preguntarle cómo se presenta la temporada de bodas 2024 y si todavía hay tiempo para encargar un vestido para este año, la directora creativa nos confirma que tiene ya cerrado septiembre y noviembre. Además, este año tendrá la oportunidad de volver a sus orígenes ya que va a diseñar un traje de novia y otro de novio, para la misma pareja. «El chico va a ir muy cool. He disfrutado muchísimo con este trabajo» y, ¿cómo no?, en Diario Marín estamos deseando verlo. 

Para las novias, el vestido es casi tan importante como la elección de la persona con la que pasar el resto de su vida. De hecho es una pieza que pasará a la historia de esa nueva familia y confeccionarlo y diseñarlo supone una gran responsabilidad.

Leticia Blanco, risueña, nos confirma que el vestido va a durar siempre y el novio, ¡nunca se sabe! Su deseo, además de toda la suerte del mundo para las parejas que ella bendice con sus magníficas piezas , es que «al menos, transcurridos los años, sigan recordando lo bonito que fue su traje de novia».

Fotografía cedida por @punctumfoto

Para contactar con Leticia Blanco Atelier de novia:

Teléfono: 655 56 34 02

Dirección de correo electrónico: leticiablancohermida@gmail.com

Instagram: @leticiablanco_atelierdenovia  

1 Comment

Deja un comentario

Don't Miss